Riego Fotovoltaico

El sector del regadío en España constituye una actividad altamente consumidora de electricidad (5.000 GWh/año), combustible (300.000 t/año) y agua (14.500 Hm3/año). Desde el año 2008 las tarifas eléctricas para los agricultores se han incrementado desorbitadamente (hasta un 1.250% en el término de potencia), lo que se convierte directamente en una barrera para la competitividad de muchas iniciativas productivas agrícolas.

Para algunos cultivos de regadío, los costes energéticos pueden llegar a representar el 50% del coste total de la cosecha, poniendo en grave peligro la supervivencia de esos cultivos y de los propios agricultores en el mercado.

El empleo de sistemas fotovoltaicos de bombeo de alta potencia para el regadío representa, hoy en día, una alternativa innovadora, fiable y rentable frente a las fuentes convencionales de energía, como la red eléctrica y los generadores diesel.

El riego fotovoltaico reduce el coste energético hasta en un 60%. Esta tecnología es compatible con todo tipo de sistemas de riego (aspersión, goteo, pívots, cañones, etc), adaptable a cualquier tipo de bomba, desde pequeñas bombas de pocos kW hasta bombas de alta potencia (del orden de MW). El bombeo fotovoltaico es también adaptable a varios tipos de configuración, ya sean sistemas 100% fotovoltaicos o hibridados con la red eléctrica o con generadores diesel.

SIN BATERÍAS

El bombeo fotovoltaico para regadío no utiliza baterías para acumular energía. Si la finca dispone de un tanque de agua elevado o una balsa de riego, el agua bombeada puede ser almacenada para ser utilizada más tarde en el riego. Si no hay balsa, entonces el sistema FV es capaz de bombear directamente a la red de riego a un caudal y presión constantes, de acuerdo a los requerimientos de operación de la red de riego.

El corazón del sistema fotovoltaico es el variador de frecuencia, que adapta en todo momento la potencia del motor (y su frecuencia de giro en RPM o Hz) a la potencia fotovoltaica disponible. Además, el variador está programado con los algoritmos necesarios para controlar todas las fases de operación del bombeo: arranque y parada de la motobomba; detección de pozo vacío y depósito de agua lleno; comunicación con los controladores de riego; gestión de la intermitencia de potencia debido a las nubes, etc.

Los módulos fotovoltaicos, los variadores de frecuencia y las bombas de agua utilizadas en el riego con energía solar son equipos estándar existentes en el mercado y su calidad y fiabilidad está garantizada por fabricantes de renombre mundial.

DIFERENTES TIPOS DE CONFIGURACIÓN

  • BOMBEOS DIRECTO Y A PRESIÓN CONSTANTE
      • Sistema aislado 100% FV
      • Hibridación eléctrica
      • Hibridación hidráulica

 

LOS BENEFICIOS DEL RIEGO FOTOVOLTAICO

    • Bajos costes energéticos. Los sistemas de riego FV contribuyen enormemente a la reducción de los costes de la factura eléctrica hasta en un 60% cuando reemplazan a sistemas convencionales conectados a la red eléctrica. Este ahorro puede ser aún mayor si lo que se sustituyen son sistemas alimentados por generadores diesel.
    • Independencia de los costes energéticos de mercado. Uno de los beneficios más interesantes del riego FV es que una vez hecha la inversión, el coste de la energía producida no se verá afectada por el mercado energético convencional, como ocurre con las continuas subidas de las tarifas eléctricas o las fluctuaciones del precio del diesel.
    • Eficacia del riego. A diferencia de los sistemas convencionales (conectados a la red o los generadores diesel), el riego FV funciona sólo durante las horas de luz del día. Por lo tanto, los sistemas fotovoltaicos deben ser dimensionados con precisión para satisfacer las necesidades de agua, teniendo en cuenta esas horas disponibles de luz. Además, todos los algoritmos de control deben ajustarse a cada sistema de bombeo particular para adaptarse a las necesidades del agricultor. Por esta razón, los sistemas de bombeo fotovoltaicos plug-and-play no funcionan en grandes aplicaciones de riego y deben diseñarse ad-hoc para cada caso.
    • Fiabilidad. Los sistemas de riego fotovoltaico están configurados con una serie de componentes muy fiables que pueden garantizar una vida útil del sistema de hasta 25 años, siempre y cuando la operación y mantenimiento se lleve a cabo bajo estrictos controles de calidad.
    • Ambiente. El riego FV garantiza la ausencia de emisiones de CO2 y de los molestos ruidos producidos por los generadores diesel.
    • Fácil instalación. Una vez que el sistema fotovoltaico ha sido diseñado y dimensionado, se pueden mantener las bombas existentes en la finca, adaptándolas al sistema, al controlador de riego y a sus programas. Para la instalación del generador fotovoltaico será necesario disponer de un terreno plano y libre de sombras tan cerca del bombeo como sea posible. La superficie de ese terreno varía según el tamaño del generador fotovoltaico. Como referencia, un generador fotovoltaico montado sobre estructura fija necesita alrededor de 13 m2/kWp y un seguidor horizontal de eje Norte-Sur en torno a 20 m2/kWp.
SERVICIOS